Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Find My iPhone: Historias de éxito

Todos los que somos aficionados de Apple y poseemos uno de sus dispositivos, damos gracias por poder contar con un servicio como Find my iPhone, tanto para conocer la localización de nuestro teléfono, como para enviar señales, mensajes o en caso necesario bloquear o borrar la información contenida. Muchas casos se han escrito  donde su buen funcionamiento ha ayudado a sus dueños en diversas situaciones, de las cuales ya hemos hablado. Hoy comparto 6 breves historias de éxito de esta aplicación en escenarios distintos, un par de ellos nada espectaculares, pero que muestran que puede ser de gran ayuda.

1. Robo a mano armada

Esta noticia, publicada en L.A. Times, nos cuenta la historia de un ladrón que fue atrapado luego de realizar un asalto a punta de pistola en Los Ángeles, California. La ciudadana, luego de ser despojada de su bolso, llamó al servicio de emergencia. Luego de describir los artículos robados, los agentes utilizaron Find my iPhone del ordenador de un transeúnte para dar con la posición aproximada del ladrón. Poco tiempo después, luego de hacer sonar el teléfono, arrestaron a una persona de 34 años, recuperando las pertenencias sustraídas.

Los agentes alabaron el uso de este tipo de tecnologías para recuperar ordenadores y teléfonos móviles.

2. Accidente de Auto

La historia comienza con un fuerte accidente de auto, el cual deja inservible el vehículo pero afortunadamente el conductor presenta heridas leves. Luego de un viaje a emergencias para confirmar que todo estaba en su lugar, esta persona se da cuenta que su teléfono no se encuentra en su bolsillo, pero recuerda que en el pasado había habilitado el servicio de localizacíon de su dispositivo. Aliviado, accede a su ordenador y se entera de que el teléfono sigue dentro de su auto, en las instalaciones de la policía.

3. Persecución en Helicóptero

La más espectacular historia comienza en un centro comercial de Manchester. Todo inicia con una mujer disfrutando de un día de compras cuando, de la nada, aparece un individuo que toma su dispositivo y desaparece en el acto. La mujer entonces logra llamar a su esposo desde otro teléfono, quien activa Find my iPhone para encontrar al maleante. Acto seguido, llama a la policía.

Esta sola llamada movilizó un operativo espectacular. Los oficiales al teléfono contactaron con un helicóptero quien inició una búsqueda del vehículo criminal y al encontrarlo comenzaron a seguirlo sirviendo así de centinela para las patrullas en camino. Se inició entonces una persecución de aproximadamente una hora que culminó con la detención del criminal al más puro estilo de Hollywood . El teléfono, junto con otros objetos de valor fueron encontrados sin daños.

El helicóptero de la fuerza, el India 99, despegó de su base en Irlam y señaló al presunto ladrón de autos gracias a las actualizaciones segundo a segundo del marido

Sí, todo por un iPhone

4. Accidente aéreo

Hay veces que la tecnología de todos los días puede ayudar en los más trágicos accidentes, como es el caso del avión que cayó en la isla Robinson Crusoe en Chile, con 21 personas a bordo.

Al parecer, el móvil de uno de los viajeros, Joel Lizama, emitió una señal de GPS. Un familiar entonces utilizó Find my iPhone para encontrar su paradero, comunicando las coordenadas al equipo de rescate.

La señal del teléfono pudo ser capturada gracias al sistema GPS, sin embargo, el agua terminó de apagarlo. García Huidoro explicó que logró trazar la última posición desde donde la señal se generó por última vez, la cual se hará pública mañana.

Las Fuerzas Armadas Especial esperan bajar al fondo del océano y recuperar el
dispositivo en el quinto día de la búsqueda. Se espera que el iPhone esté cerca del lugar donde se encontró una rueda de la aeronave hallada el viernes.

Aunque el móvil y la aplicación fueron de utilidad para ubicar la zona donde podrían hayarse los restos del accidente, desgraciadamente luego de varios días de búsqueda no se encontraron sobrevivientes.

5. De taxista a ladrón

Una noche de Halloween, una pareja residente en Canadá estaba lista para ir a una fiesta de disfraces. Antes, decidieron iniciar la noche con unas copas en la oficina de él. Un tiempo después tomaron un taxi hacia la discoteca donde se realizaría la celebración.

Terminada la fiesta como a la una de la mañana, ella se percata que su teléfono no está en su bolso, a lo que ambos se dirigen a la oficina donde iniciaron la noche.

Ya en el lugar, y al asegurarse que no se encontraba ahí, llamaron al móvil de ella, sin respuesta alguna. Fue entonces cuando él utilizó Find my iPhone. Lo que vieron en el mapa fue el característico circulo azul desplazándose a alta velocidad por el mapa. Enotnces intuyeron que lo que veían era la representación del taxi en el que habían viajado anteriormente. Llamaron a la empresa de taxi y explicaron al operador que sabían que el móvil se encontraba en uno de sus vehículos, pero la persona, tan servicial como siempre, contestó que nada podía hacerse.

Al no poder hacer otra cosa, se dirigieron entonces en coche hacia donde el mapa apuntaba, y comenzaron a buscar uno a uno los taxi en el radio aproximado a donde apuntaba la aplicación. Por fin, reconocieron al conductor. Ambos bajaron del auto, ella se abalanzó al asiento de atrás, mientras él se paraba enfrente para bloquear el vehículo. El conductor, ante tanto movimiento sólo podía negar conocimiento alguno del móvil extraviado, mientras repetía que sólo tenía el suyo.

Como el coche de la pareja bloqueaba el tránsito, una patrulla de policía se aproximó a revisar lo que estaba pasando. Cuando el conductor del taxi se percató de la presencia de los oficiales, intentó entonces acelerar pero sin éxito. Él explico a los agentes lo que estaba pasando y cómo era que sabían el paradero del teléfono; más por curiosidad que otra cosa, se acercaron al vehículo para hablar con el taxista. El lo negó todo, diciendo que en ese vehículo no había otro iPhone que el suyo, que tenía en la mano. Un agente pidió a la pareja que marcara su número y, al hacerlo, el móvil que tenía en la mano comenzó a sonar. Los oficiales regresaron el móvil a sus dueños y aseguraron que se encargarían del asunto en comisaría.

Seguramente habrá infinidad de historias sobre esta tecnología que, aunque no es nueva, es un avance importante de cara a la seguridad en los dispositivos iOS, no sólo en robos sino en caso de extravío. Seguiremos escuchando nuevas historias.

Vía: Appleweblog

Find My iPhone: Historias de éxito