Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Marketing de Contenidos vs Publicidad tradicional

La gente cada vez está más saturada de los constantes impactos publicitarios que recibe a lo largo del día. El consumidor actual ha cambiado y ya no es el que era. El consumidor de hoy en día elige el contenido que le interesa, por lo tanto, hay que ofrecerles lo que buscan y no saturarles con más promociones. Por lo tanto, las marcas tienen que buscar nuevas vías para llamar la atención de los usuarios, como puede ser, por ejemplo, el Marketing de Contenidos.

Los clientes cada vez son más exigentes y lo que intentan es evitar esos invasivos mensajes comerciales. Por lo tanto, hay que ofrecerles un valor añadido, entender qué es lo que buscan y ofrecérselo.

El Marketing de Contenidos consiste en crear y distribuir contenido relevante y valioso para clientes y potenciales clientes. El objetivo es atraer y llamar la atención de un público objetivo bien definido hacia la empresa y conectar con ellos, para impulsarles a ser futuros clientes. Pero siempre ofreciéndoles contenido interesante y útil.

Por lo tanto, no es contenido promocional, como pasa en el caso de la publicidad tradicional. Se trata de un contenido orientado al público objetivo, de calidad, único, útil y relevante para los usuarios, que es justamente lo que están buscando.

 

Marketing de Contenidos vs Publicidad tradicional.

 

No es una tarea fácil crear contenidos de calidad e interesantes, puesto que hay que conocer al público y entender bien qué es lo que necesita. Por lo tanto, para que sea efectivo, no hay que pensar en vender, sino que hay que ofrecerles contenidos y recursos que les interesen.

El Marketing de Contenidos lo que busca es captar al cliente, segmentado, ofreciéndole contenidos de interés para atraer su atención. Al fin y al cabo lo que se quiere conseguir es atraer y retener a esos posibles clientes a través de contenido relevante. Por lo tanto, aporta un valor añadido, que es lo que busca el público. Hay que conseguir captar su atención por un mayor periodo de tiempo y siempre ofrecerle algo de valor. De esta manera, conseguiremos fidelizar a los clientes.

Ventajas del Marketing de Contenidos

El Marketing de Contenidos tiene ciertas ventajas respecto a la publicidad convencional:

1. Se diferencia de la competencia ofreciendo un valor añadido. Se trata de contenido valioso y relevante para atraer a la audiencia.

2. Segmentación: Permite llegar al público objetivo, creando un vínculo con los posibles clientes, más allá de la oferta de productos o servicios. Por lo tanto, atrae a usuarios interesados en el contenido y permite generar relaciones directas y cercanas con los usuarios de forma natural y abierta.

3. Genera una relación de confianza entre la marca y su audiencia. La relación con los clientes no es simplemente comercial, como en el caso de la publicidad convencional. Se ofrece contenido de valor y de esta manera, se crea un vínculo con los clientes. Esto genera fidelización.

4. Mejora la imagen de marca y favorece la reputación. Al hablar de temas relacionados con el sector al que pertenece la empresa, se posiciona como experta en la materia, que ofrece información de calidad. Esto hace que la gente sienta confianza por el producto o servicio ofrecido. Si se ofrecen contenidos útiles y personalizados, se mejorará la reputación y la visibilidad de la marca.

5. Si el cliente se queda satisfecho con el contenido recibido, lleva a cabo su compra.

6. Genera viralidad: Los contenidos interesantes y bien enfocados al sector suelen ser compartidos.

7. Mejora el posicionamiento en buscadores (SEO): cada post que se publica puede ser indexado por Google, por lo que es fundamental seleccionar bien las palabras claves para conseguir posicionarse en una buena posición.

8. Permanencia del contenido publicado en el tiempo: a diferencia de las campañas de publicidad tradicionales, el contenido queda presente en la red mucho más tiempo.

 

Ejemplo de Marketing de Contenidos: Iberia

Cada vez son más las empresas que utilizan el Marketing de Contenidos en su estrategia. Un ejemplo de ello es el caso de Iberia, que realiza el Marketing de Contenidos con éxito. A través de su sitio web Me gusta volar ofrece contenidos de calidad e interesantes sobre el sector, para los viajeros que quieren volar a los destinos que ofrece la compañía. De una manera cercana, da información sobre distintas ciudades, ofrece consejos sobre cosas que hacer en los vuelos, etc. Resumiendo, temas que les interesan a sus clientes, que si les gusta viajar, seguro que querrán volver a visitar el sitio web.

 

Ejemplo de Marketing de Contenidos, de Iberia.
Sitio web “Me gusta volar” de Iberia, ejemplo de Marketing de Contenidos. Foto vía: Comunicaz

Desventajas de la publicidad tradicional

Los consumidores están cansados del bombardeo de mensajes comerciales. Por eso, cada vez se intenta innovar más para atraer la atención de la gente. La publicidad tradicional tiene algunas desventajas, vamos a mencionar algunas de ellas:

1. Tiene un alto coste de producción. Producir un spot sale muy caro.

2. Irrumpe al usuario y rara vez ofrece un valor añadido además de promocionar la marca o el producto ofrecido.

3. Tiene poco tiempo de exposición.

 

Por lo tanto, queda claro que cada vez hay más vías para llegar a la gente, además de la publicidad tradicional, como es el caso del Marketing de Contenidos. Los consumidores están cansados de los típicos mensajes publicitarios y por eso las marcas tienen que buscar nuevas vías para “atrapar” a los usuarios. Y es que ofrecer contenidos de interés para atraer el interés de los usuarios segmentados es una manera efectiva de captar clientes. Los usuarios de la web buscan información de calidad y el Marketing de Contenidos trata de responder a esa necesidad. Es por eso que son cada vez más las empresas que confían en el Marketing de Contenidos.

 

Marketing de Contenidos vs Publicidad tradicional