Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

El auge del e-commerce en España

Hoy en día el comercio electrónico ya no es algo nuevo. El comercio electrónico, también conocido como e-commerce, es un método de compra y venta de productos o servicios a través de Internet. Es un tipo de comercio que utiliza como medio Internet, por lo tanto, se trata de comercio “online”.

Internet ha evolucionado de una manera impresionante y gracias a eso el e-commerce también se ha vuelto cada vez más popular. Y es que el fenómeno del comercio electrónico está relacionado con el desarrollo de las nuevas tecnologías y el uso generalizado de Internet en los hogares. Esto hace que la compra online sea algo cada vez más cotidiano en nuestras vidas.

El auge del e-commerce.

Ventajas e inconvenientes del e-commerce 

Cada vez son más los consumidores que prefieren adquirir productos o servicios a través de Internet. Y es que tiene algunas ventajas respecto al comercio tradicional. Por una parte, la comodidad. Adquirir productos sin moverse de casa en una de las principales ventajas de este tipo de comercio. Por otra parte, no se puede negar el ahorro de tiempo que ofrece esta modalidad de compra. No es necesario desplazarse a la tienda física ni estar sujeto a horarios comerciales. Los productos son enviados directamente a casa o al lugar escogido por el cliente. Por último, ofrece la posibilidad de encontrar diversas ofertas y artículos a un precio más económico. Por lo tanto, queda claro que comprar por Internet tiene ciertas ventajas.

Además de estas tres principales ventajas, hay otras razones por las que la gente se anima a comprar por Internet: mayor oferta de determinados bienes o servicios, la posibilidad de realizar comparaciones o incluso de encontrar productos que no se consiguen por otras vías.

Aún así, desde la perspectiva de algunos consumidores, el comercio electrónico también tiene desventajas o ciertas barreras. Y es que hay consumidores que prefieren comprar productos personalmente en tiendas físicas. Entre las razones, está la preocupación sobre la privacidad o la seguridad en el pago. Además, también existe una falta de confianza en que el producto responda a las expectativas del comprador y una todavía alta incertidumbre sobre las dificultades de cara a su devolución, a futuras reclamaciones o indemnizaciones.

Datos que demuestran el auge del e-commerce

Es cierto que la compra online en España todavía se encuentra por debajo de la media europea, pero su crecimiento en los últimos años ha sido muy significativo. Una tendencia que no parece que vaya a frenarse en los próximos años.

El interés de los usuarios para comprar en Internet ha ido creciendo y cada vez son más los españoles que realizan compras online. Sin duda se espera un futuro prometedor para este tipo de comercio. Y es que según el Estudio Anual de e-commerce elaborado por IAB Spain y Elogia, un 73% de los internautas españoles ya compran online.

Infografía sobre los usuarios españoles que compran online.
Estudio Anual de E-commerce 2017 elaborado por IAB Spain y Elogia. Foto vía Iabspain.

En ese mismo estudio se concluyen varios datos sobre la situación actual del e-commerce de España:

  • Un 73% de los internautas españoles ya compran online.
  • La penetración de compradores online se estabiliza pero aumenta su valor. Los españoles gastan más en sus compras online y lo hacen con mayor frecuencia.
  • El precio ya no es el driver principal de las compras online. Para los internautas, la compra online supone mayoritariamente conveniencia (98%) y gran disponibilidad de oferta/productos (97%).
  • El ordenador es el dispositivo rey para hacer las compras online (95%). Pero un 38% de los compradores ya confía en el móvil para realizarlas, en especial los jóvenes (47%). Respecto al 2016, la presencia del móvil aumenta.
  • Productos tecnológicos y de ropa/complementos siguen aumentando el peso y se acercan a las líderes: Viajes y Ocio/cultura. Respecto al 2016, aumentan las compras de contenido digital (de 36% a 47%).
  • Se busca el producto y se compra online.
  • La recomendación de amigos/familiares y las opiniones de otros usuarios son los influenciadores con mayor peso ante la compra online.
  • Las compras online generan satisfacción (8,2 sobre 10). El precio y la facilidad de uso son las variables que mayor satisfacción generan.
  • Un buen plazo de entrega también genera satisfacción para la mitad de los compradores (51%).
  • El comercio colaborativo alcanza una penetración del 64%.

Conclusión

Resumiendo, el comercio electrónico está en expansión, y cada vez son más los internautas españoles que compran online. Aunque todavía hay personas reacias a esta modalidad de compra y prefieren comprar en tiendas físicas, no se puede negar que el e-commerce sigue creciendo. También hay que reconocer que dependiendo del tipo de producto, se suele escoger un tipo de comercio u otro. Por ejemplo, los alimentos normalmente se suelen comprar en tiendas físicas, pero cada vez hay más internautas que compran ropa o libros, por ejemplo, por Internet. Por consiguiente, el e-commerce en España está creciendo poco a poco.

 

El auge del e-commerce en España