Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Una residencia de Alambre #design #arquitectura

La residencia Alambre Nº 8, ubicada en el centro de la ciudad de Otago en Nueva Zelanda,  es la última creación del arquitecto “Jonathan Gibb”.

Una estructura muy atrevida que destaca en su entorno de campos de trigo sin fin. A su misma vez sus ansias de adaptabilidad están muy presentes ya que el arquitecto deseaba que la estructura fuera una extensión de su personal paisaje.

La vivienda bautizada como Alambre Nº 8, es completamente autosuficiente. Su distribución se encuentra repetida en tres ambientes y secciones. La transparencia, la solidez y el vacío son sus tres elementos base en cada una de las mismas.

Su estructura parece sumergir de la tierra entre dos inclinados paneles gigantes de hormigón fundido que la resguardan y protegen. La sección inferior ubicada a un nivel incluso inferior del terreno representa el vacío proporcionando una zona de acceso al igual que un refugio para vehículos.

La primera planta es sólida y se privatizan sus dos dormitorios dobles y baño completo gracias a sus paneles, que aguardan con más de una sorpresa.

La segunda planta simboliza la transparencia, expresándose públicamente en un entorno abierto y rebosante de luz natural.

En este nivel podemos encontrar la cocina, junto con un espacio unificado donde se unen el salón comedor, con salida al exterior gracias a una terraza.  Todos los habitáculos se encuentran rodeados de paneles de cristal gozando de unas vistas a 360º.

Para finalizar y destacar su diseño, el arquitecto caracterizó a la combinación del conjunto del proyecto en sus tres secciones con una envoltura  en alambre N º 8. De este modo se forma una constante integración de secciones formando una red de hilos brillantes.

Haciendo referencia a sus características de su sostenibilidad, hemos de destacar que la vivienda produce su propia electricidad gracias a los paneles solares fotovoltaicos  que permanecen colocados en sus laterales y el techo.

El agua de lluvia es recogida y almacenada en tanques  individuales escondida en el interior de las paredes.

Un depósito de suelo debajo de la vivienda aguarda el sistema central de desagües donde mediante una estructura central que desciende por la escalera de caracol, las aguas residuales son expulsadas.

El agua gris es reutilizada como agua potable de consumo, tras ser sometida a un proceso de purificación UV en línea.

Una estructura innovadora y sorprendente, una vivienda con un diseño propio.  Alambre Nº 8 destaca con su diseño, la ingenuidad, creatividad y adaptabilidad por la cual se reconoce a su creador.

Vía: hogarismo

Una residencia de Alambre #design #arquitectura