Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Nuevo Museo Soumaya en México #arquitectura #design

El nuevo Museo Soumaya es la labor filantrópica de Carlos Slim, el empresario mexicano considerado por la revista Forbes el hombre más rico del mundo. Este nuevo museo se erige en México DF como un edificio-esculturaúnico y contemporáneo, firmado por el estudio de arquitectura FREE, liderado por Fernando Romero.

Situado en Polanco, una antigua zona industrial de los años 40 con un enorme potencial comercial en la actualidad, el museo juega un papel crucial en la recuperación de esta zona de la capital mejicana. Abierto al público hace menos de cinco meses, su programa cultural, disfrutado ya por 350.000 personas, supone un revulsivo para reactivar su vida social y cultural.

Desde fuera, el edificio se ha planificado como una forma asimétrica, casi orgánica, cuya fachada está fabricada con 16.000 hexágonos brillantes que recubren sus ondulantes formas. Esto módulos de aluminio hexagonal han sido ideados para alargar la resistencia y durabilidad de un edificio que, como homenaje, lleva el nombre de la mujer de Slim, ya fallecida.

 

El objetivo de su singular forma, de 43 metros de altura, es que sea percibida de forma totalmente diferente por cada visitante. Al mismo tiempo, refleja la diversidad de la colección del interior, compuesta por más de 62.000 obras de arte, desde el siglo XIV hasta la actualidad, un auditorio para 350 personas, biblioteca, oficinas, restaurante, cafetería, tienda y un espacio tomar un aperitivo o descansar.

“Su morfología vanguardista y su tipología definen un nuevo paradigma de la historia de la arquitectura mexicana e internacional”, señalan los arquitectos. Su heterogénea colección de obras de arte se sucede en diferentes espacios en seis niveles diferentes, que suman alrededor de 20.000 metros cuadrados de exhibción.

La carcasa del edificio está construida con 28 columnas de acero curvadas de diferentes diámetros, cada una con su propia forma geométrica, lo que regala al visitante la posibilidad de circular de forma tranquila y no lineal a lo largo y ancho del edificio.

En cada nivel, siete vigas en forma de anillo conforman un sistema que aguanta la estructura y garantiza su estabilidad. El último piso es el mayor de todos los espacios del museo. Su techo se suspende de un impresionante voladizo para que entre directamente la luz natural.

En contraste, el desarrollo del edificio es casi opaco, con pequeñas y rasgadas aperturas hacia el exterior, lo que se interpreta, según los responsables del proyecto “como una intención de crear un refugio protector para las obras de arte de la colección”.

Vía: diariodesign

Nuevo Museo Soumaya en México #arquitectura #design