Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

No todos creen que el marketing de influencers tiene sentido

Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca. Algunos marketing influencers han ayudado a muchas empresas a nivel de branding y ventas, les han aportado visibilidad, credibilidad y un considerable aumento de las ventas en los servicios o productos que recomiendan. Pero parece que no todos están contentos con el servicio que ofrecen estos vloggers, es el caso de Paul Stenson del The White Moose Café en Dublín.

Charleville Lodge & White Moose Café

Hace unos días, el dueño del hotel, recibió un email de la influencer Elle Darby en el que dice así:

Elle Darby email, influencer


Traducción:

Hola,
Espero que este email te encuentre en buen momento.
Te escribo con respecto a una posible colaboración en social media -mi nombre es ****- trabajo como influencer, principalmente basándome en estilo de vida, belleza y viajes.

Tengo más de 87.000 suscriptores en youtube y 76.000 seguidores en Instagram.
Mi pareja y yo estamos planeando visitar Dublín para un fin de semana previo a San Valentín, concretamente del 8 al 12 de febrero. Mientras buscaba lugares para quedarme, me encontré con tu impresionante Hotel y me encantaría presentarte en mi canal de youtube y en mi Instagram como stories y posts para así traer tráfico a tu hotel y recomendar a otros que reserven a cambio de una reserva gratuita.
El año pasado trabajé con Universal Orlando en Florida y ¡ha sido increíble para ellos!

Avísame si esto es algo que te interesaría hacer – A la espera de tus prontas noticias 😊


Tras recibir este correo, el dueño del Hotel decidió responder públicamente a la influencer (manteniendo siempre en anonimato el nombre de ésta) en Facebook:

La respuesta del Sr. Stenson


Traducción:

Querido Social Social (sé tu nombre pero al parecer no es importante usar nombres),

Gracias por su correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de exposición. Se necesita un montón de pelotas para enviar un correo electrónico como ese, además de mucha autoestima y dignidad.

Si dejo que te quedes aquí a cambio de una presentación en tu canal de youtube, ¿Quién va a pagar al personal que se ocupa de tu comodidad?, ¿Quién va a pagar a las amas de casa que limpian tu habitación?, ¿Los camareros que te sirven el desayuno?, ¿La Recepcionista?, ¿Quién va a pagar por la luz y la calefacción que usas durante tu estancia?, ¿El lavado de tus sábanas?, ¿Las tasas de agua?, ¿Tal vez debería decirle a mi personal que van a ser destacados en tu video en lugar de ser pagados por el trabajo llevado a cabo mientras estás en el Hotel?

Por suerte para nosotros, también disponemos de importantes medios sociales. Tenemos 186k seguidores en nuestras dos páginas de Facebook, un estimado de 80k en nuestro Snapchat, 32 k en Instagram y unos miserables 12k en nuestro Twitter, pero ¡Por Dios!, yo nunca ni en un millón de años pediría una cosa así gratis. Yo también ‘bloggeo’ un poco (www.paulvstenson.com), que hasta donde sé es otra forma de decir o “escribir cosas en internet”.

Las estadísticas anteriores no me hacen nada mejor que cualquier otro o me dan el derecho a no pagar por algo que todo el mundo tiene que pagar. En el futuro, te aconsejo que te ofertes a pagar como todos los demás, y si el hotel en cuestión cree que tu cobertura les ayudará, tal vez te darán una estancia gratuita en una suite. Esto podría mostrar más respeto por tu parte y, seamos sinceros, sería menos embarazoso para ti. Aquí hay un pequeño video que he producido del que puedes aprender: http://bit.ly/2mKTDTD

Saludos,

Paul Stenson www.charlevillelodge.ie

P.D. la respuesta es no.


El vídeo que no tiene desperdicio

En la misma carta de contestación, Paul Stenson, añade un link a un video que ha producido en respuesta a ésta vlogger.

El video es una parodia de lo que ha ocurrido entre Elle Darby y el hotelero de Dublín pero sobre todo hace una crítica a la vida de los influencers. Los ridiculiza de tal forma que ha acabado desembocando una guerra entre la gente que piensa como él y l@s bloggers y vloggers de todo el mundo.

Este conflicto ha llegado a tal punto, que además de beneficiarse en merchandising creando una línea de camisetas con frases que Elle Darby dijo en su video de contra-ataque, Paul Stenson ha prohibido la entrada de todos los bloggers del mundo a sus instalaciones.

Vlogger t-shirts

Tears of Bloggers

Fuente vía: Merca 2.0

No todos creen que el marketing de influencers tiene sentido