Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Naming, la importancia de crear un buen nombre de marca

Antes de empezar a hablar de naming, es conveniente saber qué es el branding. El branding es la estrategia que se utiliza para conseguir que lo que queremos reflejar acerca de nuestra marca, sea lo que el usuario perciba como mensaje. Dicho esto, uno de los elementos más importantes del branding es el naming, es decir, la elección del nombre de la marca.

El naming es el proceso de llamar, de nombrar a una marca. Es el primer paso para construir su significado y lo que queramos que comunique. Un nombre adecuado siempre ayudará a que la marca sea más atractiva para el consumidor y, por lo tanto, la recuerde.

Aún así, elegir un buen nombre no es una tarea fácil. De esta decisión dependerá buena parte del éxito de la marca. Y es que el nombre elegido será el eje central de nuestra identidad y el mensaje más visto, leído y escuchado de nuestra marca. Para crear un buen naming, el nombre debe contener las características que queremos comunicar de la empresa. Hay que pensar en los valores que se quieran transmitir (valores con los que queremos ser reconocidos), y hay que pensar en cómo percibirá este nombre el público objetivo. Además, hay que tener la capacidad de diferenciarse de la competencia, y para ello, hay que analizar los nombres de la competencia. Y no hay que olvidar que debe de ser un nombre registrable.

Por lo tanto, crear un buen naming para una marca o producto es fundamental. Y es que el nombre de una marca puede ser una parte importante para el éxito o el fracaso de la marca. Para realizar el proceso de naming, hay que estructurar la información que se tiene, buscar referencias y plantear una propuesta en base a una serie de pautas establecidas previamente.

Pero, antes de nada, hay que analizar la marca. Es decir, definir sus valores, acciones, qué hacen, dónde lo hacen, los objetivos, a quién se dirige, etc. Hay que hacer un desglose de las características principales de la marca para ver de forma clara los puntos clave o la esencia de la marca.

Importancia del naming para una marca.

Pasos del proceso de naming

A continuación, resumimos en tres pasos el proceso de naming:

1. Conocerse: Hay que conocer la marca y sus valores.

2. Buscar: hay que buscar información, referencias, etc. para conocer lo que ya existe en ese tema. Hay que buscar información relacionada sobre esos valores que hemos definido anteriormente.

3. Freemind (abrir la mente): Desglosar posibles ideas para nuestro nombre, establecer relaciones, etc. La idea es buscar relaciones, juegos de palabras y todo tipo de ideas que nos ayuden a encontrar el nombre perfecto para nuestra marca.

La importancia de crear un buen naming para una marca, tres pasos.

Por último, para saber qué es un buen nombre, o qué características tiene que tener, desde este rincón os damos unos consejos. Y es que según los expertos, un buen nombre tiene que ser:

  • Memorable y llamativo.
  • Relevante.
  • Breve.
  • Original.
  • Coherente.
  • Legible y pronunciable.
  • Registrable.
  • Adecuado para nuestro público objetivo.

 

Fuente vía Creativosonline

Naming, la importancia de crear un buen nombre de marca