Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

La importancia de las formas para crear un logotipo

El logotipo es la representación más icónica de una marca. Se trata de un conjunto de elementos que reflejan los valores que se quieren hacer llegar a los consumidores. Es por eso que hay que tener mucho cuidado a la hora de diseñar un logotipo.

Para crear la imagen de una marca, aunque parezca que lo más importante sea el color, este factor no es el único. Y es que a la hora de elaborar un logotipo, las formas son muy importantes. Lo que se suele querer conseguir, sobretodo, es que la gente, de un simple vistazo, recuerde a quién pertenece el logotipo que está viendo y qué es lo que vende.

Diferentes formas en diferentes logotipos.

En realidad diseñar un logotipo no es una tarea fácil. Y es que hay que conseguir que se recuerde, que la gente lo identifique con la marca. Eso lo han conseguido, entre otros, Apple o Nike, que tienen logotipos muy reconocibles. En el caso de Apple es la manzana mordida, y el de Nike es un símbolo único. Aunque con los años hayan podido cambiar los colores, la forma no cambia, que es con lo que los identificamos y los recordamos.

Hay que tener en cuenta que dependiendo de la forma (círculos, triángulos, líneas rectas…), se pueden transmitir mensajes muy diferentes. Por lo tanto, el diseñador debe mezclar este tipo de formas de manera correcta para dar con el mensaje concreto de la marca a la que esté representando. Vamos a analizar cómo funcionan las formas que más se utilizan:

  • Círculos: 

    Hoy en día se usan mucho los círculos, para casi todo. Éstos sugieren una asociación, fuerza y resistencia. Por ejemplo, el diseño de los anillos de las olimpiadas. Los círculos interconectados transmiten unidad y fuerza. De esta manera, se representa la unidad de los cinco continentes.

  • Curvas: 

    Una curva tendrá una respuesta positiva y reconfortante. Y es que las curvas son usadas para representar una sonrisa, evocan una sensación positiva y calidez. Este es el caso de Amazon, y es que su logotipo es una sonrisa. Des esta manera, se da la sensación de cercanía, amistad y distintas emociones positivas.

  • Líneas verticales y horizontales: 

    Las líneas verticales, sobretodo, dan seguridad. Una línea recta representa estabilidad, fuerza y equilibrio. Los logotipos que se benefician de esta psicología suelen ser imágenes corporativas. De esta manera, consiguen fiabilidad ante los clientes y eficiencia. Sin embargo, algunas de estas líneas son difíciles de lograr y se puede desviar el mensaje que se quiera transmitir.

    Las líneas horizontales, representan tranquilidad y calma. Muchas veces se suelen usar para separar el logotipo del nombre de la marca para dar estabilidad. Suelen ser utilizadas para combatir la “amenaza” de las líneas verticales. Si se quiere una estabilidad para un negocio respecto al logotipo, se puede usar una forma cuadriculada para darle una forma sólida. A veces, la mezcla suele ser la mejor opción para demostrar fiabilidad.

  • Triángulos:

    Hay que tener cuidado con los triángulos, y es que son difíciles de conseguir y mantener en un logotipo. Los triángulos se asocian con energía y peligro, pero con una estructura sólida. Evocan una sensación de poder y masculinidad. Se suelen usar para la religión, la ley o la ciencia, promoviendo una sensación de poder. Además, también se suelen encontrar en logotipos para un mercado únicamente masculino.

    Diferentes formas de diferentes logotipos.

3 reglas básicas para crear un logotipo

  1. Target. 

    El target o público objetivo es lo más importante antes de empezar a hacer nada. Y es que hay que conocer bien cuál es el público al que se dirige la marca. Por ejemplo, si se trata de un público infantil, no se deben utilizar ni líneas verticales ni los colores oscuros. Sin embargo, si se trata de un público adulto, habrá que crear una mezcla de formas que podrá ser circular o cuadriculado. Por lo tanto, dependiendo del target, el logotipo varía.

  2. Vista. 

    El logotipo tiene que quedar en la retina de la persona que lo ve. Esto siempre es más fácil de conseguir con un logotipo sencillo, con algo simple.

  3. Los colores.

    Hay que buscar una buena gama cromática. Por ejemplo, si se escoge el amarillo y el azul, será más fácil que restar opacidad al verde o añadir. El color también es importante para quien visite los sitios, ya que lo asociaría rápidamente.

     

    Los colores del logotipo.

Fuente vía Creativosonline

La importancia de las formas para crear un logotipo