Este blog pertenece a LOMBOK DESIGN

Comic Sans, una de las tipografías más odiadas

En el mundo del diseño es indispensable el uso de la tipografía como un elemento lingüístico de comunicación. Existen muchísimas tipografías, pero Comic Sans se ha convertido en una de las fuentes tipográficas más odiadas en el mundo del diseño gráfico. Y es que casi ningún diseñador gráfico utiliza esta tipografía en sus proyectos. Se puede decir que desde hace unos cuantos años se ha establecido un odio dentro de la profesión hacia este tipo de letra.

En la actualidad existe un movimiento en contra de esta tipografía, conocido como Ban Comic Sans, liderado por los diseñadores Dace y Holly Combs. Su principal objetivo es hacerle frente a la ignorancia tipográfica, de esta manera poniéndose en contra del mal gusto.

Pero antes de nada hay que conocer un poco de historia sobre la fuente. Comic Sans es un tipo de letra diseñada por Vincent Connare para Microsoft en el año 1994. Está inspirada en el estilo de los textos de los cómics de Marvel y DC, y es que su intención original era imitar las letras de un cómic para situaciones informales. El objetivo principal de la tipografía era ser usada en los globos de texto de una App que estaba dirigida a los nuevos usuarios de Windows 3.1.

La divertida interfaz de dicho programa necesitaba una tipografía que se pudiera adecuar a sus características, y que además fuera cercana, agradable y accesible para estos usuarios. Fue por eso que Connare se inspiró en la típica tipografía de los cómics. El resultado fue una fuente que tiene un toque un poco desenfadado e infantil, y al poco tiempo se incluyó dentro del catálogo tipográfico de Windows 95. Se puede decir que Comic Sans era una tipografía distinta, más alegre que por ejemplo la tipografía Times New Roman.

La tipografía Comic Sans
La tipografía Comic Sans

Comic Sans, el motivo de su rechazo 

Comic Sans es uno de los tipos de letra más populares y usada por los usuarios, ya que se usa constantemente para cualquier cosa. Y ese el motivo por el que empieza a ser odiada en el mundo del diseño gráfico, ya que el problema no es tanto el tipo de letra, es decir, su apariencia estética (que tampoco es considerada como algo bonito). El problema es el excesivo e incorrecto uso que le han dado los usuarios que lo utilizan.

Es importante saber en qué situaciones usar la tipografía Comic Sans y en cuáles no. Por ejemplo, no es correcto usarla para redactar informes, presentaciones profesionales, comunicados, folletos informativos, etc. No es correcto utilizar una tipografía con un toque desenfadado e infantil para redactar textos profesionales y serios. Puede que sea una tipografía agradable y divertida, y es que ahí no reside el problema. Hay que saber cuándo, cómo y para qué utilizarla. Y es por su mal uso que existe un rechazo generalizado entre los diseñadores gráficos.

Hay que decir que Comic Sans no fue creada para ser utilizada para todas las ocasiones ni tampoco para ser impresa sobre algún papel. Simplemente fue diseñada para ser utilizada en interfaces. Aún así, hoy en día la podemos ver en cualquier parte.

Aunque cada día sean más los detractores, también hay personas que defienden la fuente.

Fuente vía Creativosonline

Comic Sans, una de las tipografías más odiadas